Tour a San Marco

El más clásico de los itinerarios, el corazón de Venecia, Plaza San Marco, un lugar lleno de magia y afascinante, fulcro de historia, arte y cultura.

Nuestro itinerario comienza en la Terminal del Tronchetto (es posible salir del Puerto de Venecia o de Punta Sabbioni según las necesidades del cliente) donde los pasajeros serán acogidos por nuestro personal que los asistirán en las fases de embarque.

Desembarque en Plaza San Marco, donde los pasajeros podrán visitarla libremente.

Plaza San Marco debe su nombre a la Basílica homónima, erigida a partir del siglo IX.
Corazón de Venecia así como centro político y religioso de la ciudad, y la única entrada de la ciudad desde mar en el pasado.
Plaza San Marco tiene la forma de un trapecio, los costados más largos están cerrados por las Procuratie Vecchie y las Procuratie Nuove. Las Procuratie Vecchie, proyectadas por los arquitectos Sansovino y Codussi se extienden a lo largo del lado norte de la plaza: se trata de edificios porticados de dos plantas, de origen renacentista, llamados así por que allí vivían i procuratori, los representantes de San Marco.
Las Procuratie Nuove, en cambio, hoy en día son la sede del Museo Cívico Correr, del Museo del Risorgimento y del Museo Arqueológico donde se guarda una importante colección de mármoles griegos provenientes de la familia Grimani, a quienes Napoleón hizo construir el ala homónima.

El Palacio Ducal era la sede política de la República Serenísima, residencia del Doge y de las magistraturas más importantes del estado. Maravilloso ejemplo de gótico florido, el palacio representa, tal vez, la expresión más elevada del arte veneciano. Vale la pena una visita en el interior, con frescos de artistas como Tiziano, Veronese, Tiepolo y Tintoretto.
En el patio se puede admirar las famosa Escalera de los Gigantes, expresión máxima del arte renacentista.

Junto al Palacio Ducal surge la Basílica de San Marco donde se pueden visitar la capilla palatina y el mausoléo del santo. La Basílica, de estilo románico-bizantino, tiene un techo de cinco cúpulas. La fachada, sobre la que se abren cinco portales, está decorada con mármoles y mosaicos, entre los se encuentran los célebres mosaicos del atrio que representan historias de la Biblia.
Quien lo desee podrá subir a la cima del campanario de San Marco, que se encuentra al costado de la Basílica y que en el pasado hacía de faro para los navegantes.

Al final de la visita, en el mismo punto del desembarque en San Marco (Riva degli Schiavoni - Pontile Cornoldi), habrá una embarcación a la espera de los pasajeros que los llevará de vuelta al punto de embarque.